29 de enero de 2014

Iris, agotada y rendida en la cuneta. (Sevilla)

Nos cuentan:

Día duro muy duro…
Que ha pasado…nada que no haya pasado otras veces, un Aviso, una situación similar a mucha otras ya vividas. Pero a las que nunca te acostumbrarás, cada una de ellas tiene nombre propio. Y esta se llama Iris.

Cuanto daría ahora por tener un abrazo, cuanto daría por echar la cabeza en un pecho y simplemente sentir que te miran, cuanto daría por soltar las lágrimas que la aprisionaban, mientras una suave mano la acariciara. No hacía falta palabras para entender lo que sentía Iris, su cuerpo rendido y su mirada perdida te traspasaban el alma.

¿Qué era Iris? Otra víctima mas a la que nadie le importó, otra alma que vagó hasta extenuarse, otro trozo de carne tirado en una cuneta.

Durante cinco días fue invisible a la vista de muchos, nadie oyó sus lamentos, ¿porqué?
Nunca tendré la respuesta, nunca conseguiré entender que lleguemos a ser tan crueles, tan inhumanos que ni siquiera tengamos un mínimo de compasión ante el sufrimiento de un animal, bastaba estar cerca de ella para que te transmitiera todo el amor que necesitaba.
Agotada y débil, temblorosa por la fiebre que la consumía, apenas con un hilo de vida…Así fue como Iris llegó a mis brazos , su frágil cuerpo reaccionó y con las pocas fuerzas que le quedaban hizo que su hociquito se acercara a mí…un roce, un simple roce que siempre me quedará grabado.

Iris está muy débil, en esos cinco días “que nadie la vio” y tras ser atropellada y apedreada, la infección la ha consumido, su patita la ha ido arrastrando provocándole tal herida que ha desembocado en gangrena, en sus encías tenía palos y ramas, posiblemente intentaba alimentarse, está hospitalizada con pronóstico muy grave, se le calculan unos cinco años y aún no sabemos el alcance real de todo ese sufrimiento, pero Iris no se rindió, Iris exige ese abrazo y esas caricias que tanto necesita y los va a tener.

Iris lleva toda su vida luchando y necesitamos que siga haciéndolo. Ayer fue solo el comienzo de una nueva vida, larga y querida que aún le espera…vamos a luchar por ello.

Hago un llamamiento general a todo el que nos pueda ayudar algo, un pequeño esfuerzo, sabemos que son muchas urgencias las que actualmente hay…pero entre todos vamos a intentarlo.

BANCO SANTANDER CENTRAL HISPANO
TITULAR: GRAN FAMILIA
0049 3502 32 2695515576 
IBAN: ES55 
BIC: BSCHESMM

CONCEPTO: URGENTE IRIS

Si tienes cuanta paypal, puedes realizar el ingreso contacto@granfamilia.org








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...