21 de febrero de 2014

Anahí, al limite de sus fuerzas, nuevo abandono y atropello.

Aún no hemos conseguido recuperarnos de las últimas urgencias, van muchas y graves en poco tiempo, cuando se une Anahi a ellas, aún seguimos luchando con Tera, Iris, Aria, Mayra y Kero...todos desde que empezó el año y todos con operaciones y enormes gastos que aún no hemos conseguido saldar, pero imposible dejar a esta pequeña atrás.

Anahi sin tiempo para reaccionar, apenas quince minutos para salvarla de la calle. Quince minutos que se llenaron de tensión, sin tiempo para organizar nada, sin tiempo para dudas, es recogerla y luego pensar, ya veremos y así salimos corriendo a por ella y pidiendo por favor que nos esperaran.

Esperábamos encontrar otro abandono más, pero no encontrárnosla en ese estado encogida, empapada por la lluvia caída e incluso el granizo, temblando horriblemente, todo lo ha soportado, todo por conseguir un simple rincón donde refugiarse, antes que sus fuerzas la dejaran para siempre. Solita llegó hasta allí y al sentirse segura se derrumbó, aunque su cuerpo seguía temblando horriblemente ella simplemente se dejó hacer.

Al intentar levantarla hemos sentido como sus huesos crujían, su dolor estaba latente en toda ella, pero ni así ha pestañeado, se ha dejado hacer, se ha acurrucado en el abriguito y plácidamente se ha dormido. Su rendición producía tal tristeza que se te partía el corazón.

Una vez mas, ellos padecen nuestros errores, atropellada, arrastrada y posteriormente ignorada, así somos los humanos, si señor!

Anahi ha llegado a la clínica apenas sin temperatura, a pesar de que su cuerpo ya estaba abrigado, lo primero ha sido estabilizarla e intentar que recuperara temperatura además de ponerle analgésicos para el dolor que era mucho.

La primera impresión del veterinario de que tenía varias roturas se confirma tras hacerle las radiografías, tiene roto parte de la cadera y la cabeza del fémur, es urgente operar ya que su dolor es tremendo y aunque esté con analgésicos no es suficiente.

Los análisis aunque han dado algunos valores fuera de lo normal, nos comenta el veterinario que es lógico por toda la fibra muscular que tiene rota y los derrames. Aún no nos explicamos cómo se había mantenido de pie.

Llevamos una cantidad de atropellos seguidos impresionante, los cuales siempre desembocan en una deuda bestial en el veterinario y la que tenemos pendiente es enorme, pero aún así, le doy gracias a nuestro veterinario porque nunca, nunca se niega a atender a un animal.

Con respecto a la operación no la realiza nuestro veterinario aunque sí que estará hospitalizada allí, la operación hay que pagarla en el acto, aún no tenemos presupuesto, ha sido todo demasiado rápido, en cuanto lo tengamos lo subiremos, será lo mas urgente a conseguir.

Quiero dar las gracias a Eva por haber dado el aviso al verla allí por casualidad, a Animales Perdidos por no haberse rendido a pesar del poco tiempo que había para salvarla, a Sandra por no haber dudado en ir conmigo a por ella, a mis compañeras por su apoyo y especialmente a Patri por estar codo con codo conmigo en todo esto.

En este caso no os pedimos ayuda económica, os pedimos un milagro porque a éste ritmo el veterinario atenderá al perrito pero a nosotros no esperará con la escopeta en la puerta.

BANCO SANTANDER
TITULAR GRAN FAMILIA

0049 3502 32 2695515576
IBAN: ES55
BIC: BSCHESMM

CONCEPTO: Anahí

Si tienes cuenta paypal, puedes realizar el ingreso contacto@granfamilia.org







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...