15 de febrero de 2016

RAYO, EL CORAZÓN ROTO DE SEVILLA.

Aunque quieras cerrar los ojos, aunque tengas claro que no se puede, que tus fuerzas se tienen que volcar en todos los animales que ya cuelgan sobre tu espalda, tendrías que tener el corazón arrancado para poder dejar a esta criatura a su suerte.

Rayo cruzó la carretera en el justo momento en el que yo pasaba…casualidad o destino? No lo sé, pero la realidad es que no quedaba otra que frenar y bajarse, su esquelético cuerpo me paralizó y no fui capaz de reaccionar y Rayo pasó por mi lado como si de una visión se tratara, a paso lento y tambaleante se alejó. Unos segundos o tal vez unos minutos tardé en reaccionar estaba congelada, mi mente no aceptaba que aquello era una realidad y esos minutos fueron los suficientes para que Rayo despareciera.

Como podía ser? Tenía que encontrarlo, su cuerpo no aguantaría mucho más, durante un tiempo que se me hizo interminable, recorrí caminos en su búsqueda pero había desaparecido sin más , como si se hubiera volatilizado, pero no, Rayo apenas había andado unos metros, apenas había buscado un hueco dónde dejar caerse para siempre, entre unos matojos que serían su tumba. Su cuerpo había llegado al final, sus últimas fuerzas las había utilizado para cruzar esa carretera y que “alguien por fin lo viera”.

No es un cuento, es una pesadilla, la dura realidad que viven muchos de los galgos ahora que ha terminado la temporada de caza. Rayo ya no la vivirá más, desde hoy pondremos todo nuestro corazón y nuestra fuerza en que vuelva a recuperar lo que sin escrúpulos le han quitado, su dignidad.

El pequeño apenas es un saquito de huesos que junto a las heridas que trae te rompe el corazón , pero aún así Rayo es agradecido y te mueve el rabito, come y bebe como si no hubiera mañana… pero la habrá!

Necesitamos mucha ayuda para él, no es nuestro mejor momento, más bien diría que es uno de los peores, pero …no hay mucho más que agregar, Rayo es uno más de nosotras, así que lucharemos por él y todos los demás que tenemos con nosotros.

Si puedes ayudar aunque sea con un céntimo no lo dudes…nuestra situación es crítica pero no podía actuar de otra forma.

BANCO SANTANDER
TITULAR GRAN FAMILIA
0049 3502 32 2695515576
IBAN: ES55
BIC: BSCHESMM
CONCEPTO: Ayuda Rayo
PAYPAL: contacto@granfamilia.org








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...