18 de mayo de 2011

Crónicas de un galgo pensionista....

Tiempo, nunca hay tiempo en mi casa, nadie está disponible para escribir lo que os quiero decir, pero hoy he tenido suerte y aquí estoy preparado para contar todo lo que en mi casa ha ocurrido en los últimos días.

Os cuento que vino Lola & familia a visitarnos y cuando lo hacen, en mi casa se respira alegría y mucha felicidad, porque como ya os dicho muchas veces le encanta el campo y a mi mamí se le pone la cara de lela cuando viene a visitarnos, fue por ella por lo que Lola paso a formar parte de la familia y es así como la vio un día en una pagina de internet.

Es está la imagen que enamoro y a la vez partió su corazón, la dura y cruda realidad de como terminamos los galgos en este país.



Y así está ahora ella, gracias a Carlos y Azu por darle tanto amor, os aseguro que es la galga más querida y feliz de este mundo.


Pues como siempre acostumbramos a hacer, al campo para que Lola se desahogue. 


Y si que se desahoga....


Este es Tango, guarrete de nacimiento, el que comparte la vida con Lola, este salio desbocado de la perrera de la Cartuja en Zaragoza y ojito con no hacer lo que él ordena, porque tiene muy mala leche....


Acaba de perder la pelota, toca buscarla, se oye un enorme guirigay que sale de las bocas de los humanos, mejor que no oigáis lo que le dicen a Tango.


No hay manera de encontrar la pelota, solo se oye decir a mi mamí ¡¡cuidado Tato, no te vayas a ahogar!! es posible que lo haga, podéis observar que es un enorme y profundo lago....


A casa, sin pelota y con una ligera capa de barrillo en nuestro cuerpo, que iremos dejando en el sofá de mi casa.


Semana siguiente, varias visitas a la clínica veterinaria, os cuento por orden:

A Ron le empezaron a notar apático, sin querer caminar, demasiado parado para lo que habitualmente es él, el vet considero hacerle análisis y los resultados fueron que padece hipotiroidismo, demasiado gordo (41 kilos) para lo que nos dan de comer, cansancio, apatía y sueño es lo que le produce a Ron esta enfermedad, solución...6 pastillas diarias, más de 4 de la alergia, 10 pastillas que tiene que tragar Ron cada día.


A los dos días, Germán, el gatulín que un día caze, empezó a encontrarse mal, no salia del arenero, no podía orinar, otra vez al vet y el resultado, cristales en la orina, demasiado dolor para él y para los demás al verlo así. 
Solución, 5 días de medicación y cambio de pienso para toda la vida, de uno normal a otro que parece llevar pepitas de oro, por lo menos a ese precio cuesta.


A los dos días, nuestro Simón empezó también a tener problemas con la orina, el se encontraba todavía peor que Germán, vuelta a ver al vet, pronostico reservado, la gravedad era más seria que la Germán, así que solución....sonda, antibióticos y cambio de alimentación, otro a comer del pienso de las pepitas de oro, mi mamí ya caminaba con las manos en la cabeza, solo decía: ¡¡que horror, ¿nos ha echado mal de ojo? esto va a ser la ruina!!


A los tres días, corriendo en el campo sufro una rara caída sin importancia, mi mamí observa que al correr se me han doblado las patas de atrás, de camino a casa no deja de mirar como me muevo y como me conoce bien sabe que algo anda mal, dice que es como si la pata derecha trasera se me quedara engarrotada.
Volvemos a visitar al vet, ahora es él el que se coloca las manos en la cabeza, se le explica todo paso por paso, me colocan en una camilla, mi cuerpo empieza a sentir unas enormes manos masajeando todo mi cuerpo, mi columna vertebral desde el cuello hasta la cola, mis patas me las gira con fuerza en sentido de las manecillas de un reloj y en uno de esos movimientos hago el intento de tirarme de punta cabeza de la camilla, ¡¡¡ay....que dolor!!! 

El vet dice que padezco artrosis en la columna, mi mamí le comenta al vet que el domingo estuve mucho rato en un gran lago, que estuve debajo de el agua, buscando una pelota y que quizás mis huesos se enfriaron, a lo que el contesta:
-A Tato no le ha sentado mal el agua del lago, lo que le está ocurriendo es que tiene artrosis porqué se nos está haciendo abuelete.  

¿ABUELETE YO? si alguien me ve mal, que me lo diga, porque a parte de mi barrigota, yo me veo un tío super atractivo, irresistible y bien buenorro. 


Solucion a mi artrosis, 15 días de antinflamatorios y vuelta al vet para próxima revisión, desde entonces mi mamí ha enmudecido, lo único que dice:
-¡¡que mala racha... que mala racha!! mis bolsillos estrujados y Tato se nos hace mayor, nuestra casa ya no es una casa normal, es el hogar de pensionista.

Desde entonces da igual que estemos a 30 º, eso da igual....lo que importa es que Tato este bien tapado.
Así que sea la hora que sea, que haga el calor que haga....yo duermo con mi rabadilla bien tapada, aunque se me cueza y eche humo, por que mi mamí dice que el calor va genial para la artrosis y si lo dice ella, que nadie le lleve la contraria, porque es capaz de encender la calefacción que la tengo al lado.


Y desde el hogar del pensionista, lametones de Tato.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...