3 de abril de 2011

SAN TATO, el galgo ladronzuelo !!!

El otro día, mi mamí me contó una triste historia, la cual hablaba de un galgo llamado "San Guinefort".
Desde entonces me siento mal y bastante afectado, no es justo que su hazaña diera lugar a tan tremendo equivoco y fuera castigado tan cruelmente hasta la muerte.

Mi cara embelesada mientras me cuentan lo ocurrido.


San Guinefort, el perro santo. 

Este can, que se hizo famoso por su hazaña era un Galgo que vivió en Lyon, Francia, alrededor del siglo XIII, aunque por lo que más destacó, fue por su injusto y cruel castigo, este hecho y los rumores que sobre él circularon, le llevarían a convertirse en santo.

Se cuenta que su dueño salió todo el día y dejó a su hijo en su cuna, junto al perro. Al volver, vio que el perro tenía el hocico lleno de sangre e imaginó  que en su ausencia, Guinefort había devorado a su heredero; montó en cólera y a bastonazos mató al perro.

Ante su sorpresa, escuchó el llanto de su hijo en su cuna  y al lado de ella, encontró una víbora muerta, que el perro había matado, junto a su hijo sano y salvo; sin embargo existe otra versión, que cuenta que el Galgo Guinefort había salvado al niño de un lobo y lo había escondido junto a la cuna, aunque de todos, fue asesinado por su dueño.

Arrepentido  el caballero de su cruel e injusto acto, entierra al noble animal en el bosque y es entonces cuando comienzan a circular los rumores de milagrosas curaciones gracias a la intervención divina del perro. Pronto Guinefort se convierte en un santo popular no reconocido por la Iglesia, sobre todo para la seguridad de los niños.

Sin embargo, la Inquisición consideró su culto una herejía, por lo que exhumó el cadáver y quemó sus restos. Pero eso no impidió que el culto continuara hasta bien entrado el siglo XX, inclusó en Lyon se construyó una capilla en su honor y se recuerda al perro como un gran defensor de hogares, hijos y amos.


Llevan días comparándome con San Guinefort y me han puesto el apodo de "San Tato", porque dicen que soy el perro más bueno de todos los de casa, pero mi corazón se encoje al tamaño de una nuez, porque eso no es cierto, yo no soy digno de semejante nombramiento divino.


Tengo un gran problema, el cual no puedo remediar....
me gusta "el guardar, por si acaso...


Y me han vuelto a pillar, con las pruebas de mi delito.

Manzana sustraída a la hora de la cena y medio fuet a la hora de la merienda, todo guardado debajo de la manta durante toda la noche, por si acaso alguna vez hace falta (pillado in fraganti a la mañana siguiente).


Lo ultimo que deseo es que penséis que soy un vil ladronzuelo, eso no....!!! pero si tengo que reconocer que soy un hábil choricero de barrio bajero, hábitos adquiridos de mis tiempos aquellos de estomago vacío y tripa oxidada, en los cuales tenia que buscarme la vida como mejor podía.
Por eso dicen en mi casa que a veces tengo cara de pillín...¡¡como no la voy a tener, si eso nunca se olvida!!


Y ahora lo del galgo Santo Guinefort, al cual quieren que me parezca, ¡¡esto me quita el sueño!!.


No descanso en paz desde entonces y menos cuando mientras todos duermen....yo veo al frutero y al charcutero con garrote en mano venir enloquecidos a por mi y me imagino lo que viene después. 


Aunque también me imagino a un San Tato milagroso, adorado y venerado, usando mi don para hacer milagros, ....¡¡pobres galgueros!!


Y todo esto que más da, si como dijo una vez Machado:

"Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar." 

a lo que yo agrego:

¡¡.....con mi barriga bien llena!!.

Lametones de San Tato, digo....TATO

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...